«De la mujer nace el hombre; dentro de la mujer, el hombre es concebido; con ella el hombre se compromete y se casa; La mujer se hace su amiga; a través de la mujer, las futuras generaciones nacen; Cuando su mujer se muere, él busca a otra; a la mujer él es atado. Pues para que llamarla mala, de ella nacen reyes. De la mujer, nacen mujeres; sin la mujer no habría nadie. Solo el Dios verdadero no tiene mujer»

Gurú Nanak
shakti

La Mujer es la Gracia en la Tierra

La Enseñanza nos indica que la mujer simboliza el poder primordial de la Creación, el adi shakti.

Una potencia espiritual con infinita capacidad creativa. En su aspecto divino es una diosa. Su manifestación humana se compone de la polaridad mujer y madre. En sus aspectos luminosos como madre es dadora y nutricia. Como mujer es intuitiva e inteligente.

” La mujer es 16 veces más poderosa que el hombre” Yogui Bhajan

La mujer al igual que el hombre tiene sus traumas y lecciones que aprender para sostenerse sana y feliz. El trauma natal es la base de la personalidad posterior de ser niña, la autoestima es un tema que la persigue toda su vida. Una herencia generacional que puede resolver acudiendo a su naturaleza espiritual.

Es muy importante para la mujer entender los secretos tántricos de los campos magnéticos y su naturaleza lunar y mágica. Expandir su aura desde la veracidad interior, gestionar sus emociones, los cambios hormonales. Gestionar no es reprimir o controlar, es un proceso consciente de regulación en dinámicas creativas.

Al aura le encanta ¡cantar y bailar! Caminar por la naturaleza, el ejercicio positivo, la meditación, la plegaria y el silencio, el arte y la belleza, reunirse con mujeres libremente, entre otras muchas más actividades.

En toda mujer hay una madre que representa el canal por donde nacen todos los seres en la Tierra, los santos y los pecadores, todos. Honremos a la mujer como honramos a la madre, la feminidad, la sensualidad y la naturaleza, abracemos sus polaridades de sombra y luz, el rosal que embellece nuestro jardín o el volcán que destroza nuestras ciudades, el huerto que nutre nuestros cuerpos y las tormentas que los destrozan.

Entender a las diosas es un conocimiento de la Enseñanza de los sabios de la antigüedad. Han habido diferentes tradiciones y doctrinas que han estigmatizado el papel e identidad de la mujer, también han habido muchos sabios que la han apoyado. En 1499, cuando el mundo entero no ofrecía ningún respeto hacia la mujer, Gurú Nanak elevó la posición de la mujer distribuyendo este mensaje: «De la mujer nace el hombre; dentro de la mujer, el hombre es concebido; con ella el hombre se compromete y se casa; La mujer se hace su amiga; a través de la mujer, las futuras generaciones nacen; Cuando su mujer se muere, él busca a otra; a la mujer él es atado. Pues para que llamarla mala, de ella nacen reyes. De la mujer, nacen mujeres; sin la mujer no habría nadie. Solo el Dios verdadero no tiene mujer»

Nuestra Academia dispone de enseñanzas tántricas al servicio de la comunidad.

 

Por favor acceder para comentar.